Magistrado Armando García

Magistrado Armando García responde a señalamientos de permisos irregulares

El magistrado Armando García del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA) del Estado de Jalisco considera que los señalamiento que hizo Salvador Martín de Alba Suárez en su contra, son parte de una persecución política.

Salvador Martín declaró que la decisión del magistrado de permitir la construcción de una torre de departamentos de siete pisos, cuando los planes parciales de ordenamiento en la colonia Providencia, en Guadalajara, permiten máximo cuatro, afectó su patrimonio y el daño no ha sido reparado.

El magistrado de la Cuarta Sala apuntó que la autoridad tapatía afirmó que él otorgó los permisos ilegales, sin embargo es «una gran farsa en la que se mueven para engañar a la gente, respecto de mí y de mi familia, que el ayuntamiento, sabiendo que yo en una sentencia ordené esto, se los iba a dar, ¡Por favor! Es más que imposible”.

El magistrado mostró los documentos del expediente de la torre de departamentos que contiene las licencias de: alineamiento, construcción, habitabilidad, uso del suelo. Además, puso a la vista la constitución del régimen de condominio, la apertura de cuentas catastrales y la incorporación en el registro público de la propiedad de las ventas de departamentos.

El magistrado refiere que “quieren renacer este asunto, nada más, porque no encuentran qué, ¿De qué manera? Con un delito que ellos cometen, convertirme a mí en el delincuente (…) Toda la serie de delitos que ellos cometen en contra mía, quieren que yo sea el delincuente. Y eso es lo que le quieren vender a la gente engañándola”.

Armando García aseveró que “Soy la primera instancia de todo, haz de cuenta que todo esto, todo esto está arriba de mí. Mi sentencia, que en esta no hubo sentencia, en mi juicio, en este, se desistieron. Yo nunca condene a nada. Ni a favor ni en contra de ese señor”.

Recalcó el magistrado que “Yo admito las demandas, el primero. Sí. Yo dictó la primera sentencia. ¿Y si al final de todo ese vericueto? De amparos, apelaciones y recursos, confirman mi sentencia: soy inocente.

¿Tú crees que yo controlo esa gente?¿Te cabe en la cabeza que tenga el poder de ir a decirle a un magistrado federal ayúdame? Magistrado Hernández, afecta a los que no me quieren o Ministro Pérez Dayan haz lo que te digo porque yo soy tu jefe.

Yo lo único que otorgue fue una suspensión y la sostengo hasta con la vida. La di y bien y correctamente. Ese es mi trabajo, defender a los ciudadanos del abuso del poder.

Yo no soy funcionario del ayuntamiento de Guadalajara y creo que, si fuera funcionario de ahí, no estaría cómo está”.

La torre se ubica en la calle Otranto y Alberta, en la colonia Providencia, en Guadalajara

Armando García considera que la molestia de Salvador Martín de Alba Suárez, se debe al resultado adverso de la demanda de juicio de lesividad que interpuso contra el ayuntamiento de Guadalajara.

“El juicio de lesividad lo perdieron por una cuestión muy sencilla de la Sala, que la Sala quiso con la inspección de un actuario establecer una serie de daños, de daños materiales, físicos, estructurales de una casa, ¡con un actuario! Cuando se requiere una prueba pericial y así lo dijeron todos los abogados, entonces, el desconocimiento de la ley, la ignorancia de la ley, no exime de responsabilidades. Ese juicio le correspondió a la Quinta Sala del Tribunal”, aclara.

Armando García precisa que «otorgue la suspensión como todas las que he otorgado, porque existe un documento público que respalda mi decisión. Una prueba plena. Si el ayuntamiento les había otorgado las autorizaciones, los permisos, pues yo claro, ¿Cómo le voy a negar la suspensión cuando acreditan el derecho que tiene para comparecer a juicio? ¿Para qué fue? Los constructores anunciaron en su demanda que el ayuntamiento los había amenazado que iba a ir a clausurarlos.

Yo concedo la suspensión, ordenándole al ayuntamiento que respete sus propias decisiones, por sentido común, que respetara los permisos que otorgó, y por eso otorgué la suspensión. Y alguien abogado o no, experto o no, que me diga qué delito cometí.

Yo no entregué ni un solo permiso, ninguno, ni una hoja, ni un papel, ni una firma, ni una letra”, reitera el magistrado.

Concluye Armando García que el «régimen de condominio lo dan después de que yo doy por concluido el juicio, el ayuntamiento de Guadalajara se los entrega”.

Te puede interesar: Elementos de la fiscalía comenten ejecución extrajudicial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *